La OMS deja de considerar la transexualidad como una enfermedad mental.

0
1010

La Organización Mundial de la Salud (OMS) desde ayer ha dejado de considerar la transexualidad como una enfermedad mental en su catálogo de patologías (ICD-11), y es que hasta ahora esta entidad dependiente de Naciones Unidas mantenía que las personas transexuales tenían un “desorden de la identidad de género”, y por ello, estaba categorizada como enfermedad mental junto a otras patologías como la esquizofrenia, psicopatías, etc…

Esta revisión después de muchos años de trabajo y lucha, es un avance histórico pero no es una victoria.

Se trata, según las organizaciones y activistas LGTBI de un paso importante y un motivo de celebración, pero no exenta de críticas, tal y como, ha declarado FELGTB y que alerta de que las identidades trans, aunque ya no figuran como enfermedad mental, permanecen catalogadas en el capítulo 17 de la CIE-11 bajo la denominación ‘Condiciones relacionadas con la salud sexual’ y, específicamente, como ‘incongruencia de género’. “Esta definición sigue incidiendo en que existe algo erróneo en las personas trans, concepto con el que discrepamos…”, ha explicado Dariel Saúl, coordinador de Políticas Trans de FELGTB.

La CIE-11 se presentará en la Asamblea Mundial de la Salud de mayo de 2019 para su adopción por los Estados Miembros y entrará en vigor el 1 de enero de 2022. “La despatologización de las identidades trans por parte de la OMS supone un gran paso a nivel internacional, que deberá trasladarse en la mayor brevedad a la legislación española. Por ello, exigimos la rápida tramitación y aprobación de la proposición de Ley de Igualdad LGTBI que contiene el principio de despatologización”, ha declarado Uge Sangil, presidenta de FELGTB.

Por su parte, Carla Antonelli, diputada del PSOE en la Asamblea de Madrid y activista Trans. “Es un avance, un paso importante, pero la lucha continúa. Yo no tengo ninguna incongruencia con lo que siento y lo que soy. La incongruencia es que nos denominen incongruentes”. Afirma que si los transexuales tienen algún trastorno no se debe a su identidad sexual, sino a la presión exterior que tienen que soportar. “La transexualidad es una manifestación más de la diversidad del ser humano“, afirma.

La manifestación estatal del Orgullo LGTBI, que tendrá lugar la tarde del 7 de julio en Madrid, llevará por lema de la pancarta de cabeza “Conquistando la igualdad, TRANSformando la sociedad”. Con ella se quiere, entre otros aspectos, reivindicar la necesidad de que se aprueben y se apliquen leyes que reconozcan el derecho a la autodeterminación de género de todas las personas, así como que se visibilice la diversidad dentro del colectivo de personas trans. “Será la primera vez que salgamos a la calle sin que ninguna persona de nuestro colectivo sea considerada enferma”, ha celebrado Sangil.

Últimos establecimientos o servicios

No hay comentarios

Dejar respuesta