Juez Francesc Lacueva: “El TC en la sentencia del Matrimonio Igualitario no fue valiente y se puede revertir”

0
967

Ayer, Jueces para la Democracia y la Unión Progresista de Fiscales organizó un acto en el que participaron jueces, fiscales, abogados y policías en la Casa del Reloj del Matadero de Madrid en el marco del Foro Jurídico Pedro Zerolo Contra la Homofobia. Se trataba de abordar desde el punto de vista jurídico la ola de agresiones que se vive en la comunidad de Madrid, casi 100 denunciadas en lo que va de año a razón de dos por día, y plantear estrategias para combatir esta lacra social desde las comisarías madrileñas.

Un encuentro en el que participaron profesionales como el juez Francesc Lacueva, el fiscal Carlos García Berro, la jueza Begoña López, la fiscal Pilar Rodríguez, la abogada Charo Alises y el comisario de Policía José Ramón Murillo. Éste último explicó que cada vez los agentes están más formados para ayudar a las víctimas de agresiones y que no vean con recelo a los funcionarios de justicia.

Uno de los principales asuntos sobre los que hay que trabajar es la infradenuncia, como explicó el comisario Murillo, debido a la interiorización de la discriminación y a factores como miedo, vergüenza y pensar que no sirve para nada hacen que muchas veces las víctimas desistan de pasarse por las comisarías. Todavía estamos lejos de tener una legislación que lleve a rajatabla el concepto de tolerancia cero con el agresor pero es un gran paso que cada vez sean más las personas LGTBI que se atreven a dar el paso y plantarle cara a la LGTBIfóbia.

Tampoco faltó la autocrítica, el comisario Murillo explicó que se sienten con las manos atadas cuando alguien les llega planteando insultos y vejaciones por parte de porteros de discoteca y afirmó que no lo están manejando bien ninguno de los cuerpos de seguridad del Estado tanto Policía Nacional como Guardia Civil.

La fiscal Pilar Rodríguez que trabajó con el exministro de Justicia, Juan Fernando López Aguilar, y estuve en el área de atención a delitos de ocio animó a las víctimas a denunciar porque “se trata de un servicio público”  aunque reconoció que faltan medios materiales y humanos.

Por su parte, el magistrado Francesc Lacueva, juez en Alcalá de Henares explicó que los delitos de odio son difíciles de probar e investigar estas agresiones. Hizo un repaso por la Ley de Matrimonio Igualitario y el recurso de inconstitucionalidad presentado por el PP y advirtió: “El TC en la sentencia del Matrimonio Igualitario no fue valiente y se puede revertir”.

Puso sobre la mesa que los atestados policiales de las agresiones por presunta LGTBIfóbia deben ser completos para que la Justicia pueda poder probar los hechos aunque dijo: “Que el agresor llame maricón a la víctima no es suficiente para poder actuar”. Asimismo, ha criticado que en Internet hay contenidos ofensivos contra el colectivo que son difíciles de eliminar, pues las páginas webs que los acogen están sometidas a la ley estadounidense, menos “proteccionista” que la europea.

Entre las principales dificultades, los ponentes han coincidido en destacaron que un 95% por ciento de los delitos contra la LGTBIfóbia no se denuncian.

Foto: Twitter del Grupo LGTB del PSOE

Últimos establecimientos o servicios

No hay comentarios

Dejar respuesta