Hipocresía Republicana: Los escort masculinos “hacen el agosto” con hombres en la convención donde se eligió a Trump

0
2387

Hay un penososo refrán muy español que dice: “No dejes que tu mano izquierda sepa lo que hace la derecha” y se aplica al cien por cien a los conservadores hipócritas republicanos. Desde el 18 al 21 de julio se ha celebrado en el Quicken Loans Arena de Cleveland, en Ohio, la Convención Nacional Republicana de 2016, en la cual, los delegados eligen los candidatos por su formación a presidente y vicepresidente de los Estados Unidos y se ratifica el programa electoral. La convención nominó formalmente a los LGTBIfóbicos Donald Trump para presidente y a Mike Pence para vicepresidente. Toca hacer balance.

Mientras los debates se centraban en este emblemático edificio, en la calle la convención movió gran cantidad de dinero: Los escort masculinos llegados desde Los Ángeles han ganado mucho dinero gracias a los delegados masculinos encerrados en el armario a la caza de prostitutos masculinos: “El negocio ha sido mucho mejor de lo que esperaba. He atendido hasta a 10 clientes durante los cuatro días. La mayoría de ellos eran primerizos. Se notaba que estaban nerviosos, pero una vez que se sintieron más cómodos, pasaron un buen momento”, comentó un escort al New York Post.

Un escort que cobra 250 dólares por hora dijo que había hecho una recaudación de alrededor de 800 dólares al día desde el comienzo de la semana. Pero los hay que también han llegado a llevarse hasta 1600 dólares desde que comenzó la convención.

Uno de los escort describió el perfil de su clientela durante la convención republicana como: Hombre blanco, de unos 40 años, que se dedicaba a la política o a profesiones liberales. Uno de los acompañantes añadió: “Cuando se trata de algo que la gente no admiten estar haciendo aumenta el interés y el morbo”.

Por extraño que parezca, cuando el New York Post preguntó a las mujeres prostitutas sobre si estaban haciendo negocio como sus compañeros dijeron que era mucho menos de lo que esperaban.

Algo que resulta inusual y hasta contradictorio teniendo en cuenta que el Partido Republicano ha elegido a unos de sus líderes más abiertamente homofóbico de su historia para ser candidato presidencial, Donald Trump, quien aboga por la libertad religiosa frente a los derechos sociales y al  conservador gobernador de Indiana, Mike Pence, como su vicepresidente.

Entre las propuestas que aprobó la Convención Republicana está la legalización de las perniciosas terapias para “curar gays”, el proyecto de ley HB 583, el cual, invita a la humillación y el acoso a cualquier persona que no sea considerada suficientemente femenina o masculina ante los ojos de los demás y que convertiría en delito que los transexuales usen los baños públicos asociados a su identidad sexual, la derogación de la Ley Federal del matrimonio entre personas del mismo sexo y, por supuesto,  detener la adopción por parte de parejas homosexuales.

Hipocresía al 100% porque mientras los republicanos se pegan golpes de pecho y institucionalizan la LGTBIfobia en EE.UU., prefieren mantenerse en el armario por convencionalismos sociales. A lo mejor es que estos políticos quieren probar qué se siente estando con un hombre antes de aprobar leyes que penalicen al colectivo. Y terminamos con otro refrán español que les va a los republicanos como anillo al dedo: “A Dios rogando y con el mazo dando”.

Últimos establecimientos o servicios

No hay comentarios

Dejar respuesta