Hetero asegura que protagonizar una peli porno gay con su hermano gemelo le arruinó la vida

0
5445

“Hay ciertas líneas que los hermanos nunca deben cruzar”. Así de tajante se muestra el modelo heterosexual Ta’Leon Goffney que, en 2004, protagonizó una película para adultos homosexuales junto con su hermano gemelo Keyontyli: “Siempre supe que mi hermano gemelo era gay y sexualmente activo pero ser testigo delante de mis ojos y tener que actuar junto a él, es estar demasiado cerca para sentirme cómodo”.

El modelo y actor de 34 años de edad le dijo a Queerty que los productores de  películas para adultos se aprovecharon “de dos niños ingenuos afectados por la pobreza de Camden, en Nueva Jersey, y cuando entramos en el plató en Las Vegas teníamos la impresión de participar en un casting para modelos de lujo. Esa experiencia ha dañado nuestra relación. A pesar de que nunca tuvimos escenas sexuales entre nosotros arruinó la complicidad familiar entre nosotros y borró la complicidad que jamás podrá haber otra vez”.

Actores porno gay gemelos

Tal es lo que le ha dejado marcado la experiencia a Ta’Leon que han transcurrido 12 años desde que actuó en el film de contenido porno gay con su hermano y no lo ha podido olvidar: “Todavía lo vivo en mi mente como si hubiera sucedido ayer. Lo lamento al máximo. Jugaron conmigo y perdí a la única persona que estaba más cerca de mí”. Y es que las relaciones entre los hermanos se enfriaron hasta el punto de que hace dos años que no se hablan.

Goffney denuncia que los productores les presionaron a los dos durante el rodaje lo que hizo que fuera aún más difícil: “Nos sentimos como prostitutas porque estábamos siendo filmados haciendo actos sexuales por dinero. Y somos gemelos, por lo telepáticamente ambos sentimos la degradación que crecía dentro de nosotros. Arruinó nuestro vínculo porque realmente llegamos demasiado lejos. Sólo hay ciertas líneas que los hermanos nunca deben cruzar”, explica el modelo.

Cuatro años después de rodar la película porno, Ta’Leon Goffney fue condenado entre a ocho años de prisión por su participación en el robo de un salón de belleza en Philadelphila. Cuando la compañía de producción se enteró de la detención, enviaron un comunicado de prensa alertando a los medios de comunicación de su pasado con un enlace gratuito a la de vídeo de la película porno.

Su nombre apareció en todas partes: Pérez Hilton le criticó en el Philadelphia Inquirir y  Nancy Grace desde Saturday Night Live. “Un sin fin de otros medios de comunicación tenían exactamente lo que necesitaban para hacer de mi sentencia a 75 meses de prisión un infierno. Estaba condenado al ostracismo, perseguido y agredido por los presos y guardias de prisiones todo el tiempo hasta mi fecha de salida de la cárcel. Me pasé un tercio de mi condena en régimen de aislamiento debido a la notoriedad de mi caso. Estaba todo en televisión. Cuando finalmente se me permitió cumplir el resto de condena con la población reclusa, los otros internos me evitaban a toda costa”, explica el ex actor porno.

“A pesar de que me identifico como hombre heterosexual fui ridiculizado por ser una estrella del porno gay. Comía solo, veía la televisión e incluso desalojaban el cuarto de baño cuando me veían llegar. Me trataron como si tuviera una enfermedad terminal que era altamente contagiosa”, dice Ta’Leon Goffney. Sin embargo, lo único positivo que tuvo su experiencia es que “cambió su perspectiva” por lo que la comunidad LGBTI pasa cotidianamente, lo que aumentó su empatía después de haberle hecho sentirse “menos que humano”.

Tras salir de prisión en junio de 2014, la vida de Goffney mejoró. Inició una carrera como modelo, publicó un libro de memorias llamado “Infamia” y tiene un hijo de un año de edad con su actual novia.

Últimos establecimientos o servicios

No hay comentarios

Dejar respuesta