Feminización facial: de hombre a mujer

0
207

Las caras contienen características sexuales que hacen que los rostros masculinos y femeninos se distingan fácilmente. Por ejemplo, los hombres en general tiene un mentón y mandíbulas más prominentes, la frente es también más plana y los arcos sobre los ojos marcados a diferencia de las mujeres.

La cirugía de feminización facial (FFS, Facial Ferminization Surgery en inglés) es un conjunto de procedimientos quirúrgicos cosméticos que alteran las características faciales típicamente masculinas para acercarlas en forma a las características faciales femeninas.

La FFS además de incluir procedimientos en los huesos, puede incluir cambios en los tejidos blandos, como levantamiento de cejas, rinoplastia de feminización, implantación de mejillas o el aumento de labios.

Cambiar el cuerpo para adecuarlo con el alma

Para el  Dr. Macía Colón, cirujano experto en estética y feminización facial en España, Clínica Icifacial Madrid, la FFS transforma características que son más masculinas y las hará naturalmente femeninas, “lo que permite a los pacientes sentirse de forma más auténtica y sentir finalmente su cuerpo se corresponde con su alma”.

El Dr. Macía Colón explica que “esta cirugía facial es considerada por muchas transexuales tan importante o incluso más que el cambio de las formas genitales de cirugía de reasignación de sexo. Con la feminización facial tratamos de ayudar a las mujeres trans a sentirse mejor consigo mismas e integrarse socialmente como mujeres”.

¿Qué implica un proceso de feminización facial?

El proceso de feminización facial dependerá de las áreas que se pretender cambiar y de los objetivos del paciente. El cirujano realiza una evaluación completa y diseña un plan que ayudará a lograr los resultados que buscan obtenerse. “Los cirujanos deberían buscar un enfoque relativamente conservador en toda cirugía, para conseguir resultados naturales en los pacientes”, recomienda el Dr. Macía.

La mayoría de los procedimientos de FFS se realizan bajo anestesia general en el hospital.  La cantidad de tiempo que pasará en la cirugía varía de un procedimiento a otro y será más prolongado si el paciente se decide a realizar múltiples procedimientos al mismo tiempo. Normalmente, una cirugía de feminización combinada (frontoplastia, rinoplastia, mentoplastia, pómulos y cejas) puede llevar entre 4 y 6 horas.

Los tiempos de recuperación de la cirugía de feminización facial varían con los procedimientos. Por lo general, los cirujanos recomiendan descansar y relajarse la primera semana tras la cirugía.  Tras la operación, se puede volver a trabajar en una o dos semanas, siempre que el trabajo no sea demasiado extenuante. En cuatro semanas, se puede recuperar completamente la actividad normal.

Si deseas más información sobre la feminización facial y su coste, visita la página de la Clínica Icifacial: https://icifacial.com/cirugia-feminizacion-facial/precio-feminizacion-facial-espana/

 

Últimos establecimientos o servicios

No hay comentarios

Dejar respuesta