Experimentar con hombres y mujeres: la sexualidad fluida se impone

0
4144

Cuando a Nyle DiMarco, primer concursante sordo y ganador de Next Top Model de Estados Unidos, uno de los fans de los más de 185.000 seguidores que tiene en Twitter le lanzó una pregunta: “¡Nyle tienes muchísimos fans gays!, dime ¿chica o chico?”. Su respuesta fue una sola palabra: “Fluida”. Esta semana, el popular presentador del show Australian Idol, Osher Günsberg, le preguntaron en la radio: “¿Usted ha besado tíos homosexuales alguna vez?” y respondió, “¿Quién no?. Tienes que ir a todos los paseos en la Dreamworld (Tierra de los sueños) antes de encontrar en el que deseas permanecer en todo el día”. A veces, todo lo que tienes que hacer es preguntar. Nyle y Osher son dos chulazos que no les gusta encasillar su sexualidad y, por eso, es fluida.

“La sexualidad fluida es un término más actual e inclusivo que describe la sexualidad de una persona que es abierta y cambiante, no basada en el género binario, y puede inclinarse con más fuerza hacia un género y permanecer abierta a todos los demás. La fluidez es esencialmente estar abierto a lo que te excita sexualmente, sin importar la etiqueta sexual o el género”, afirma el Dr. Chris Donaghue, autor del libro Sex Outside the Lines: Authentic Sexuality in a Sexually Dysfunctional Culture (Sexo fuera de las líneas: Auténtica sexualidad en una cultura de sexualidad disfuncional)

En palabras de Donaghue, la sexualidad fluida se aleja de conceptos como heterosexual, bisexual, homosexual y pansexual porque no sigue las reglas de categorías construidas sobre lo que es ser gay o heterosexual, hombre o mujer.

Otro ejemplo para entender cómo la fluidez sexual se distingue de la bisexualidad se encuentra en el trabajo de Ritch Savin-Williams, profesor de psicología del desarrollo en la Universidad de Cornell.

Savin-Williams dice que en sus 30 años de investigación en jóvenes ha encontrado que hay cualidades que hacen que el término “bisexual” no captura cómo se sienten. Ha encontrado hombres jóvenes que dicen que les atraen las mujeres, pero que no descartan la posibilidad de sentirse atraídos por un hombre.

Un artículo titulado ‘Cómo la sexualidad fluida encaja en el LGBTQI’ ofrece la siguiente definición: “Una persona que es sexualmente fluida puede experimentar fluctuaciones sobre lo que se siente atraídos, con quién duermen, y con qué etiquetas se identifican, múltiples veces a lo largo de la vida. Así que la persona con una sexualidad fluida sólo porque una persona puede preferir los hombres en este momento no significa que va a ser cierto para el resto de su vida o incluso el resto de la semana”.

Si nuestra sexualidad es plena, se fluidifica. Si estamos seguros de nuestra sexualidad, podemos permitirnos sentir atracción por una persona de nuestro mismo sexo, o enamorarnos de una persona del sexo opuesto. Los límites se flexibilizan, y nos centramos en disfrutar de nuestro cuerpo y sensaciones, y también del cuerpo del otro’.

En el caso del presentador nacido en Inglaterra, Osher Gunsberg, de 42 años, aunque se ha abierto recientemente a la exploración de su sexualidad con hombres, tiene novia, se llama Audrey Griffen y la conoció en la serie de televisión, The Bachelor. No es la primera vez que el presentador de televisión y firme defensor de los derechos LGBT y de los matrimonios igualitarios habló de sus últimos momentos de diversión con chicos.

En otro programa de radio, Günsberg dijo que es un “firme creyente en la experimentación sexual. No tengo problemas para hablar acerca de lo que he hecho en mi pasado y tampoco creo que la sexualidad sea una cosa polarizada. La sexualidad es un color gris, tipo fluido, en movimiento dinámico”, dijo. Günsberg también habló sobre su “estrecha amistad” con la nueva sensación de The Bachelor, Richie Strahan y no nos extraña porque está como un queso. Juzga por ti mismo.

Richie Strahan

Foto de portada: Instagram de Nyle Di Marco e Instagram de Osher Günsberg

Últimos establecimientos o servicios

Compartir

No hay comentarios

Dejar respuesta