Esta pareja gay de Utah, entre las víctimas de la masacre de Las Vegas

0
340

Cameron Robinson y Bobby Eardly eran una pareja que vivía en Cedar City, y que habían ido al concierto que ofrecía el cantante country Jason Aldean este pasado domingo cuando un hombre armado abrió fuego contra la gente en el festival de música esa noche matando a 59 personas e hiriendo a más de 500. Este es el mayor número de muertos en la historia moderna de Estados Unidos. La masacre tuvo lugar muy cerca del hotel casino Mandalay Bay.

Según se ha publicado en las redes sociales, Cameron Robinson conducía todos los días las dos horas y media que separan Cedar City de Las Vegas para trabajar. Al joven le dispararon en el cuello y murió en el acto mientras que su novio, Eardly, le golpeó en la espalda la metralla y tuvo la suerte de escapar con vida.

Los amigos y allegados de la pareja han puesto en marcha una campaña solidaria en Go Fund Me para ayudar a financiar el funeral de Cameron y los honorarios médicos de Bobby.

“Hemos perdido a un amigo, un hijo, un hermano, un tío, un primo, un compañero de trabajo y un novio asombroso en la tragedia insensata, horrible del tirador de Las Vegas”, escribió Meghan Ervin, hermana de la víctima. “Estaba lleno de vida, de amor y de pasión. Amaba a su familia, a sus amigos ya todos los que entraban en contacto. Cameron amaba cocinar, correr maratones, viajar, ir de camping, pasear en bote y las actividades al aire libre en general y, sobre todo, rodearse de los que amaba. Es un ejemplo asombroso para todos y trajo tanta luz a aquellos con los que le conocieron”, escribía su inconsolable hermana en redes sociales.

Ervin dijo que Robinson logró tanto en poco tiempo calar en la vida de muchas personas: “Era un hombre tan cariñoso y generoso. Cameron, te echaremos mucho de menos. ¡Te queremos tanto!”.

El tirador ha sido identificado como Stephen Paddock, un ex agente inmobiliario de 64 años de edad que se suicidó tras perpetrar el atentado. Las autoridades están investigando el pasado del hombre, del cual Estado Islámico (que ha reivindicado el atentado, una maniobra que el grupo terrorista suele hacer tras este tipo de ataques, sean o no organizados por sus células) ha afirmado que era un converso al Islam.

El guitarrista de country Caleb Keeter, que se salvó, ha cambiado su opinión sobre el control de armas después del tiroteo. Durante toda su vida, Keeter había sido un convencido defensor del derecho a portar armas en EE.UU. “Hasta los eventos de esta noche. No puedo expresar lo equivocado que estaba” declaró en Twitter. El guitarrista llegó a las Vegas para el festival de country con el resto de su banda, los Josh Abbott Band, el viernes pasado. Allí se hospedaron en el hotel Mandalay Bay. No se podría haber imaginado que en el mismo edificio se hospedaría el tirador Stephen Paddock, quien rompió las ventanas de su habitación y abrió fuego sobre los asistentes del festival de música country Route 91 el domingo por la noche.

Nuestra solidaridad con todas las víctimas de la tragedia.

Últimos establecimientos o servicios

Compartir

No hay comentarios

Dejar respuesta