Dolor durante el coito: causas y soluciones

0
141

Aunque parezca increíble, el dolor durante el coito es uno de los principales motivos por los que las mujeres acuden a una cita ginecológica, incluso antes de cualquier enfermedad de transmisión sexual. Y es que esta es una situación bastante común que suele afectar tanto a parejas estables como a mujeres solteras.

No es motivo para salirse de control, lo mejor que puedes hacer al tener una experiencia dolorosa de este tipo, es acudir a tu ginecóloga de confianza.

Sin embargo, la mejor manera de mantener una vida sexual sana es teniendo el conocimiento general de tu cuerpo, en especial de tus partes íntimas. Una buena educación sexual es sin duda la mejor herramienta para hombres y mujeres.

Causas del dolor durante el coito

Son muchas las causas por las que puedes sufrir dolor coital y es importante aclarar que las causas pueden ser de índole médica o pueden estar relacionadas con patrones de conducta de la pareja. Sin embargo, siempre podrás encontrar la solución en los mejores lubricantes, estrógenos en crema y demás tratamientos que son realmente efectivos.

Por ejemplo, una causa que suele darse con mucha regularidad dentro de los casos registrados en diferentes centros clínicos y ginecólogos del mundo, es la inexperiencia de la pareja en relación al conocimiento de los genitales femeninos.

Y es que cuando se mantienen relaciones sexuales, la mujer debe estar en un punto de excitación óptimo para que la vagina genere la lubricación necesaria para el coito. De otra forma, el maltrato en los genitales sería inminente, incluso para los hombres también.Si la mujer no tiene el deseo sexual vivo en el momento, puede que la penetración sea forzosa.

En el caso de una mujer soltera, puede que no tenga mayor repercusión en su vida sexual, ya que al dejar que sus partes sanen en totalidad, podrá disfrutar tranquilamente del sexo en otra oportunidad con cualquier persona.

Sin embargo, cuando esto sucede entre parejas estables es mucho más complejo y puede convertirse en un gran problema, ya que si la mujer sufre un maltrato frecuente, terminará disminuyendo su apetito sexual, siendo esta una de las principales razones de separaciones en parejas jóvenes.

Teniendo claro la importancia de tener conocimiento del cuerpo y cómo funciona en el momento de tener relaciones íntimas, es momento de desglosar los diferentes motivos desde el punto de vista médico, por el cual se presentan dolores coitales en la mujer:

Sequedad vaginal: La sequedad vaginal equivale a una mala lubricación y esto puede presentarse como una reacción post parto, durante la lactancia materna o en la menopausia. Por otra parte, la sequedad vaginal también puede estar relacionada con un escaso juego erótico previo al coito o a la falta de deseo sexual por parte de la mujer.

Menopausia: un caso común en las mujeres de edad avanzada es la sequedad vaginal a causa de la menopausia. Es una reacción normal del organismo humano femenino cuando deja de fluir el ciclo menstrual. En este momento, la mujer empieza a sufrir sequedad y puede llegar a padecer dolores durante el acto sexual.Vaginismo: aparece como una estrechez no habitual en la cavidad vaginal. Es una contracción involuntaria de los músculos de la vagina ocasionada por miedo o temor de la afectada, lo que genera que la penetración sea forzosa y dolorosa.

Infecciones: las infecciones bacterianas, por hongos o urinarias, suelen ser una causa recurrente del dolor coital o dispareunia

Vulvodinia: los síntomas frecuentes de la vulvodinia son el ardor, picazón, irritación y dolor vaginal, los cuales no se ven reflejados de forma visible. Se trata de una difusión nerviosa que genera gran malestar vulvar.

Consecuencias del dolor coital en parejas

Desmotivación: La desmotivación surge en el momento en que se imposibilita la rutina sexual de la pareja. Se entra en una etapa de transición donde ninguna de las partes está conforme con la situación.

Pérdida del apetito sexual: Lógicamente, al sentir un intenso dolor las mujeres empiezan a perder el apetito sexual. Es una reacción muy normal en las mujeres con dispareunia. Incluso el hombre puede llegar a perder el apetito sexual, al notar que los intentos son fallidos y que la situación no mejora.

Desconfianza: Las crisis de parejas pueden darse a raíz de la falta de sexo, y es que esta es una de las principales razones por las que se crea desconfianza entre parejas, más aún si se desconoce que se trata de un caso médico.

¿Cómo evitar el dolor durante el coito y sus consecuencias?

Pensando de forma coherente, es necesario saber la causa del padecimiento. Es decir, si se presenta dispareunia, es recomendable acudir a recibir ayuda profesional. De esta forma se sabrá si se trata de un caso médico o de desconocimiento.

En cualquier caso, el ginecólogo pondrá a disposición de la paciente un tratamiento ajustado a su patología, así como también puede ofrecer información de valor.

Después de una cita con expertos, la mujer debe ponerse en control rápidamente con el tratamiento prescrito. Después de esto, solo será cuestión de tiempo para volver a disfrutar de una vida sexual plena, evitando así las graves consecuencias que puede generar a las parejas la dispareunia.

Tratamientos para el dolor durante el coito

El primer paso que toda mujer debe seguir es acudir a su ginecólogo de confianza cuanto antes. De esta forma, recibirá un diagnóstico que permite a su vez, aplicarse el tratamiento más indicado. A continuación, algunos delos tratamientos más comunes para los casos de dispareunia:

Lubricantes: hoy en día existe una gran variedad de lubricantes que pueden ser una muy buena alternativa al dolor coital. Muchas personas lo utilizan para el sexo anal, facilitando el deslizamiento del pene y permitiendo una penetración mucho más suave.

Hidratantes vaginales: Estos son utilizados en su mayoría por mujeres mayores, teniendo en cuenta que a medida que la mujer se hace mayor, la sequedad puede ser mucho más pronunciada, lo que crea dificultad para las relaciones sexuales, genera picor y mayores opciones a una posible infección.

Ospomifeno: si el problema es la menopausia, nada mejor que el Ospomifeno, un tratamiento que devuelve un estado óptimo de humedad y lubricación a la vagina. Totalmente comprobado, funciona muy bien y permite que la mujer pueda tener relaciones sexuales sin sufrir dolores coitales.

Estrógenos en crema: una crema con estrógenos es también una opción idónea en caso de sequedad vaginal y dolor durante el coito.

Últimos establecimientos o servicios

No hay comentarios

Dejar respuesta