Dime qué tipo de ropa interior usas y te diré la calidad de tu esperma

0
384

En los últimos 100 años la ropa interior masculina ha evolucionado a pasos agigantados. Ya se trate del boxer, del calzoncillo (de siempre) o del slip, durante mucho tiempo fue apreciado por su aspecto funcional. Mucho antes de Calvin Klein, de Dolce Gabbana o de Armani, la ropa interior varonil tenía vocación de cubrirlo todo: piernas y, sobre todo, los muslos. Después vino el tiempo de las innovaciones y el boxer fue creado a partir de calzoncillos largos que llevaban los boxeadores, con la idea de reemplazar los pesados cinturones por elásticos. El slip de hombre, inicialmente mucho más sexy, vino más tarde, emulando a los bañadores tipo bikini de las mujeres. Ojo que nosotros ya te contamos cuales eran las tendencias para tu entrepierna: Del slip y el tanga lateral a la calchemise. Pero esta evolución de la moda también conlleva sus inconvenientes y es que el conteo de espermatozoides de los hombres en el mundo occidental se ha reducido a la mitad en los últimos 40 años ¡Como os lo cuento! y la culpa, al parecer, la tiene en parte lo que nos ponemos para cubrirnos nuestras partes nobles.

Un informe mundial de actualización de la reproducción humana muestra que el 52,4 por ciento en la concentración de esperma y el 59,3 por ciento en el total de espermatozoides entre los hombres occidentales es baja. El informe recoge los datos de más de 200 estudios que examinan el recuento de espermatozoides de hombres que viven en América del Norte, Europa, Australia y Nueva Zelanda.

Su autora principal, Shanna Swan, de la Escuela de Medicina de Icahn en Monte Sinai, de Nueva York, explicó que: “Este estudio definitivo muestra que la disminución del número de espermatozoides es fuerte y continua y ha sido motivo de gran preocupación desde que se informó por primera vez hace 25 años”.

Cuando los investigadores restringieron el análisis a los últimos 20 años, el estudio muestra que no hay signos de que el declive se estabilice. Esto llevó al investigador, Dr. Levine, a contar en la BBC que si la tendencia continúa… ¡los seres humanos podrían extinguirse! Y es que el recuento de espermatozoides es la mejor evidencia de la fertilidad masculina.

Estudios previos han asociado este bajo conteo de espermatozoides a las influencias ambientales y de estilo de vida. Los expertos advierten que aunque los datos son veraces, puede ser demasiado pronto para llegar a drásticas conclusiones.

Los conjuntos de datos de Asia, África y América del Sur no han mostrado una disminución similar, pero los investigadores señalan que esto se basa en que disponen de mucha menos información.

¿Cómo puedes mejorar el recuento de espermatozoides?
El amplio informe fue incapaz de definir de manera concluyente por qué los recuentos de esperma se han reducido a la mitad. Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud dice que entre el 10 y el 20 por ciento de todos los hombres tienen un bajo recuento de espermatozoides.

El nuevo estudio sugiere que la exposición a productos químicos como plaguicidas y plásticos como algunas de las razones del declive mundial. También destacan la obesidad, el tabaquismo, el estrés, el fast food o soportar largos períodos de calor como posibles factores.

Por eso, recomiendan revisar el índice de masa corporal, mantenerse activo, estar en forma y llevar una dieta equilibrada como las pautas más sencillas que podemos hacer para mejorar el recuento de espermatozoides.

Ya sea por permanecer mucho tiempo sentado en el “trono del baño” o el uso de ropa interior súper apretada, ambos constriñen los testículos. La tendencia de la moda de la ropa interior masculina en los últimos 100 años muestra que, en los últimos años, es más estrecha y más pequeña. Por lo tanto, podría ser hora de intentar llevarla más holgada o pasarte a los boxer anchos. Ya sabes, si quieres que tu semen sea de calidad tendrás que sacrificar tu afición de “victim fashion” por la ropa interior y pasarte a tejidos más tradicionales como el  algodón.

Últimos establecimientos o servicios

No hay comentarios

Dejar respuesta