Destierra algunos mitos de la bisexualidad

0
148

Mañana se celebra que hace 18 años tres activistas bisexuales de Estados Unidos proclamaron el 23 de septiembre como Día Internacional de la Visibilidad Bisexual. Consideraron que era necesario un día específico para celebrar esta orientación y todavía queda mucho camino por recorrer.

Hasta hace muy poco era verdaderamente difícil encontrar a una persona famosa que reconociera que es bisexual y visible. Podemos pensar en Miguel Bosé pero jamás el cantante habló en público de su sexualidad, ni reconoció nada. Las cosas han cambiado en los últimos años y tenemos por ejemplo a la experta en moda Cósima Ramírez, la hija de Pedro J. Ramírez y Ágatha Ruiz de la Prada. “Me parece cruel, patético y retrógrado que te juzguen por tu sexualidad. En España son muy cotillas y muy reprimidos”, le contaba a Vanity Fair. La it girl ahora tiene pareja femenina con la que se siente muy cómoda.

Otro ejemplo es el actor Paco León, que se atrevió a salir del armario hace unos meses en el programa de Bertín Osborne sobre la forma en que conoció a su pareja actual: “Cuando yo conocí a Ana, tenía novio. Tenía novio yo, no ella. He tenido novios y novias indistintamente. Pero con Ana lo tenía clarísimo. Sabía que nos vamos a morir así, viejitos”.

En cuanto a la youtuber e influencer Dulceida decidió contarle a todo el mundo de su bisexualidad y presentar a su pareja, Alba Paul, con la que se casó hace un año.

También os podemos hablar del bailaor Rafael Amargo. Se casó con Yolanda Jiménez y se separó después del nacimiento de sus dos hijos, León y Dante. Después se casó con Silvia Calvet y el amor duró un año y ahora se le relaciona con el finalista de Mister Mundo Gay, Klein.

Los bisexuales reivindican su lugar no solo dentro del colectivo LGTB, sino en el conjunto de la sociedad. Cuando hablamos de bisexualidad es la capacidad de sentir atracción sexual, emocional y/o romántica por personas de más de un sexo y/o género, no necesariamente al mismo tiempo, de la misma manera o con la misma intensidad. Esto quiere decir que las personas bisexuales pueden sentirse atraídas hacia personas cis, personas trans, personas de género no binario, personas intersexuales, etc más allá de la dualidad hombre-mujer. Defienden que las múltiples caras de la bisexualidad dejen de ser invisibilizadas por el monosexismo, aquella imposición social que fuerza a las personas a definirse como homosexuales o heterosexuales.

La bifobia también existe y se manifiesta cuando se ignora a las personas bisexuales, se les invisibiliza, se les rechaza o se les agrede tanto física como verbalmente.

De colectivos como la Federación FELGTB  consideran necesario que no se olvide la bifobia en los programas de lucha contra la lgtbfobia, que las personas responsables de estos programas, formados en homofobia y transfobia, aprendan también las especificidades de la bifobia para poder integrarla en sus programas. Además, exigen medidas efectivas en el sistema educativo para tratar la diversidad sexual y de género que incluyan el bullying bifóbico, que es parte de la realidad de los jóvenes bisexuales, demandan una formación específica en bisexualidad a los y las profesionales de la salud, administración pública o educación y una sociedad mejor informada en diversidad sexual e identidad de género. “Es fundamental combatir los estereotipos injustamente atribuidos a todas las personas bisexuales como: viciosas, promiscuas, que estamos confundidas o en una fase, no somos de fiar etc. Lo diremos una y mil veces: estos estereotipos no tienen nada que ver con la orientación sexual de las personas que los cumplen. Las personas bisexuales somos libres de ser como queramos ser”, explican desde la FELGTB.

Las mujeres bisexuales reclaman una mayor visibilidad y luchar contra la doble discriminación que sufrimos por ser mujeres y por ser bisexuales. Por ejemplo, no existen protocolos ginecológicos específicos para ellas. En cuanto a los hombres bisexuales reclaman una visión de la masculinidad alejada de la imagen del hombre heterosexual masculino tradicional. No se es más o menos hombre por sentir atracción sexual y/o romántica por mujeres exclusivamente, ni menos por sentirla por hombres y mujeres (cis y/o trans).

Tampoco olvidan otras orientaciones como sentirse atraídos y atraídas por personas de un sexo frente a otro (monosexismo) y el imperativo social de que esa persona sea del sexo opuesto (heteronormativo).

Mañana en diversos puntos de España los colectivos que integran la FELGTB organizan actividades para festejar el Día de la Visibilidad Bisexual. Si pinchas aquí podrás saber dónde unirte a la celebración.

Últimos establecimientos o servicios

No hay comentarios

Dejar respuesta