Atención osos, nutrias, lobos: ¡Es fácil y definitivo recuperar el pelo perdido!

0
1363

Orgullosos de lucir abundante vello en cuerpo y rostro, los miembros de la comunidad de osos y cada una de sus variantes pueden sufrir en silencio la caída de su apreciado elemento. Por suerte, la cirugía estética se ha ocupado de este problema, y existen terapias realmente efectivas para combatirlo. Con más de 5.000 cirugías capilares practicadas, la Unidad de Trasplante de Pelo de la clínica de los doctores Millán y Vila-Rovira en Madrid ofrece las técnicas más avanzadas para contrarrestar no solo la calvicie, sino cualquier tipo de alopecia en otras zonas del cuerpo, como son el pubis, la barba y el bigote, o las cejas y pestañas.

Implante capilar barba y bigote. Bien para poblar barbas con poca densidad, o casos concretos como cubrir un labio leporino o disimular cicatrices por acné, golpes o cortes, los implantes de vello facial son cada vez más demandados, y garantizan resultados naturales y definitivos. La intervención se realiza generalmente con la técnica de trasplante capilar FUE (pelo a pelo), aunque si la zona a cubrir es muy grande se puede recurrir a la FUSS (tira de cabello), usando la zona occipital de la cabeza como donante. De una u otra forma, los resultados siempre son magníficos, y el postoperatorio no conlleva ningún inconveniente.

Implante de cejas y pestañas. En estas áreas se suele desaparecer el pelo por una excesiva depilación, cicatrices, estrés, o dermatitis seborreica. Si no se quiere recurrir a la micropigmentación capilar, el trasplante se realiza en una sesión ambulatoria con la técnica FUE, implantando folículo por folículo hasta 50 a 100 para las pestañas, y de 100 a 200 para las cejas. La zona donante es la nuca, patillas, y la zona retro auricular, al ser un pelo fino y liso. La anestesia es local, aunque cabe la opción de sedación para el paciente que lo desee) y la intervención dura apenas dos horas. La supervivencia de este pelo es del 100%, ya que el vello trasplantado se comportará genéticamente como el de la zona donante, por lo que tendrá que ser cortado para que no crezca más que el resto. En cuanto al postoperatorio, el paciente debe regresar 48 horas después para el respectivo control microscópico, evitando la exposición al sol con gafas oscuras, maquillaje en ojos durante tres meses y seguir una buena alimentación, por ejemplo evitando picantes. En 90 días el folículo injertado ya estará irrigado por el propio organismo, notándose los resultados a partir del tercer mes.

Pubis… Se trata de un tratamiento estético para corregir zonas alopécicas a base de técnicas de injerto capilar mediante la técnica FUSS o FUE, dependiendo de las características de cada paciente. Realizada en una sola sesión ambulatoria, el pelo se extrae de la zona de la nuca –no se cae nunca–, o ingles, y su implantación requiere simplemente de anestesia local. Se preparan los folículos al microscopio y se van implantando uno a uno en el orificio realizado previamente con un pequeño bisturí, siguiendo la disposición y dirección natural del vello, y se rasura a una longitud de dos o tres milímetro. Requiere la toma de antibióticos en el postoperatorio y cuidar mucho la higiene íntima. Pasadas dos semanas de la intervención irán desapareciendo las pequeñas costras de las heridas, y el vello trasplantado no se volverá a caer, aunque tarda una media de 8 a 12 semanas en crecer.

 

Clínica Drs. Millán & Vila-Rovira. C/ Castello, 41. Madrid. Tel. 91 599 66 24.

Últimos establecimientos o servicios

No hay comentarios

Dejar respuesta

  • Responsable
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Destinatarios Tu consentimiento.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en https://www.loottis.com/politica-privacidad/.