Aprobada una tibia Ley de reconocimiento de género de personas trans en Francia

0
978

Este miércoles 12 de octubre, el Parlamento francés votó la Ley de Justicia del siglo XXI (La loi sur la justice au XX1eme siècle) y ha dado luz verde a una nueva normativa de reconocimiento de género que acerca al país galo a otros países europeos como Dinamarca, Malta, Irlanda o Noruega. La nueva ley permite a los ciudadanos transexuales que no han pasado por la medicalización de tener su nombre legal y el género cambiado en sus documentos oficiales, según informa ILGA-Europa.

Gracias a esta avanzada ley no será necesario proporcionar una prueba de tratamiento médico. Los menores emancipados (aquellos jóvenes que son competentes para tomar decisiones importantes en su propio nombre) también podrán acceder al procedimiento de actualización.

Sin embargo, la legislación revisada todavía tiene una serie de restricciones. Por ejemplo, una persona trans todavía tendrá que recurrir a los tribunales para que su género sea reconocido legalmente ya que el procedimiento no se basa en la libre determinación.

ninos-franceses-transexuales

Evelyne Paradis, Directora Ejecutiva de ILGA-Europa felicitó a la comunidad trans en el país: “Felicidades a toda la comunidad trans en Francia y al movimiento activista que ha empujado este cambio profundo. Esta es una clara señal de progreso. Otro país europeo que ha prescindido de la vergonzosa práctica de la esterilización y la intrusión que acompaña a la medicalización”, escribía. “Francia ha hecho lo mismo que países como Dinamarca, Malta, Irlanda y Noruega eligiendo el respeto a la integridad física de las personas trans para que puedan optar por la libre determinación. El hecho de que Francia no tomó el camino más progresista y humanamente abierta es muy lamentable. La lucha continuará por la plena igualdad y el respeto por las personas trans en Francia”, dijo Paradis.

Por su parte, Sophie Aujean, de la ILGA-Europe Senior de Políticas de Programas y Oficial, también explica lo que significa la nueva ley: “Ruben, una de las personas trans que compartieron su testimonio como parte de la campaña de vídeo antes de la votación, lo dejó bien claro: “Un mundo ideal, en lo que a mí respecta, sería un mundo en el que queremos dejar de juzgarnos entre nosotros; donde dejemos que la gente viva sus vidas en el camino que han elegido”. Si bien la ley ya está aprobada no es 100% perfecta, es un paso intencional hacia el mundo ideal del que Rubén habló”, dijo la activista.

Puedes ver el vídeo de la campaña pinchando aquí.

Pero el colectivo LGTBI francés lucha contra un enemigo con un gran poder a pesar de contar con el respaldo de la inmensa mayoría del país. En los últimos años, la moderación política ha sido derrotada por una derecha intolerante que cada vez crece más de la mano del Frente Popular de Marine Le Pen. El partido ha cobrado tanto protagonismo en el panorama político del país galo que Nicolas Sarkozy ha prometido abolir el matrimonio igualitario si llega al poder con el ánimo de captar los votos homofóbicos que le devuelvan al Elíseo.

Últimos establecimientos o servicios

No hay comentarios

Dejar respuesta