Aprobada la Ley contra la LGTBfobia en un pleno que revolucionó la “guerrera Daenerys”, Cristina Cifuentes

0
1147

En la sesión de ayer de la Asamblea de Madrid se aprobaba por unanimidad la ley de protección integral contra la discriminación por diversidad sexual y de género de la Comunidad de Madrid, más conocida como ley contra la LGTBfobia. Ha salido adelante gracias a los votos a favor de las cuatro formaciones que componen el parlamento regional, a pesar de que, como ha recordado la oposición, presentaba 138 enmiendas al proyecto inicial del PP. La norma exige que se hable de identidad de género en el sistema educativo. El consejero de Políticas Sociales y Familia de la Comunidad de Madrid, Carlos Izquierdo, aseguraba que la “voluntad” del PP porque la ley saliera adelante era enorme y que por ello “es bueno olvidarse de las ideas preconcebidas de algunos grupos”.

Cuando Paloma Adrados, presidenta de la cámara, confirmaba que la ley de protección integral contra la discriminación por diversidad sexual y de género de la Comunidad de Madrid había sido aprobada por unanimidad, la Asamblea desbordaba euforia.

La mayor parte de la alegría ha venido por parte de los activistas LGTBI que tanto sudor y esfuerzo han derrochado para crear una ley que consigue que Madrid de un gran paso para alcanzar una igualdad real para el colectivo y que ha sido recibido con sonoros aplausos y banderas arcoíris.

Carla Antonelli, diputada del PSOE, realizaba una de las intervenciones más emotivas al recordar las “historias de dolor y sufrimiento” con las que pretende acabar la ley: “Había torturas y brutales palizas en comisaría, donde nos daban la patada de gracia, en la Dirección General de Seguridad, donde ya en el suelo nos daban la patada de gracia y nos decían, ahora me denuncias, maricón”. La parlamentaria ha indicado que la ley inicial del PP “no contaba con la presencia de las asociaciones LGBTI”, algo que ha definido como una aberración: “Ya no es su ley, sino que es la ley de sus colectivos con todas sus enmiendas, porque la verdad solo tiene un camino”.

Además, ha recriminado la actitud del Partido Popular puesto que “quieren ponerse detrás de la pancarta pero tienen que haber demostrado un compromiso con el colectivo, y aquí están de perfil”.

Una magnífica noticia en una atípica sesión en el que la presidenta de la Comunidad de Madrid quiso “dar la nota” luciendo una camiseta en la que se podía leer:  “No soy una princesa soy una Khaleesi”. A los políticos españoles les encanta Juego de Tronos. En abril el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, le regaló al Rey Felipe VI los DVDs de la exitosa serie y en la sesión de ayer, Cristina Cifuentes se autoproclámó “Khaleesi, madre de Dragones”.

Un insólito y atípico modelo parlamentario que le han valido los elogios de miembros de Podemos como Ramón Espinar y no han faltado los memes sobre Cifuentes haciendo referencia a su atuendo y donde algunos tuiteros aprovecharon para cambiarle la leyenda de su camiseta:

Últimos establecimientos o servicios

No hay comentarios

Dejar respuesta