Agresión homófoba a un vecino de Oviedo al grito de “maricón de mierda”

1
1153

Nuevo acto de violencia esta vez en Oviedo. Un joven, Francisco Concha de 26 años de edad, denunció ayer por la mañana haber sido víctima de una agresión homófoba en la calle Mon.

Los hechos, se produjeron alrededor de las cinco de la mañana cuando salió de fiesta. Su noche acabó en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) y con varios puntos de sutura en el rostro. Además, se le realizaron pruebas debido a los dolores y contusiones que mostraba en la zona de las costillas y en la mandíbula.

Los agresores eran tres jóvenes de poco más de 20 años que le increparon. Según cuentan amigos de la víctima, “él les respondió y ahí empezó la agresión, con gritos de ‘maricón de mierda’ y cosas por el estilo”. Francisco pondrá la denuncia correspondiente una vez tenga del parte de lesiones y se recupere.

Tal y como relata Francisco, todo ocurrió de forma «muy rápida» y confusa: «No me acuerdo muy bien de lo que pasó», lamenta. «El orgullo gay no vale para nada. ¿Qué más queréis si ya podéis casaros? Pues igual lo que quiero es ir por la puta calle sin que me maten por ser un puto maricón», añadía adjuntando la fotografía de la agresión.

Últimos establecimientos o servicios

1 Comentario

  1. Es muy triste que sigamos expuestos/as a las agresiones producto de la LGTBfobia .Tenemos que construir movimientos más fuertes (aunque en algunos lugares quizá tengan que ser secretos para salvar a sus integrantes) y para ello tenemos que dejar atrás esa época de individualismo exacerbado de la que venimos. Las personas que no respondemos a lo que el heteropatriarcado esperaría de nosotras tenemos que estar más organizadas, al menos tanto como la gente conservadora, que se reúne un rato todos los fines de semana en sus templos. En torno a una religión atea/agnóstica, no dogmática, feminista, antirracista, ecologista y aliada de los movimientos LGTBIQ, lo conseguiríamos, y seguramente se formarían muchas comunidades. En infiinito5.home.blog escribo sobre ella.

Dejar respuesta